La importancia de la empresa familiar en la economía

1. La empresa familiar en la economía

Siendo la actividad empresarial una actividad de organización de factores productivos planificada de cara a un mercado y, por tanto, sujeta al juego de la oferta y la demanda, con el ánimo de obtener recursos del propio mercado (concepto de empresario en una interpretación histórico actualizadora del art. 1 del Código de Comercio –en adelante, el “CCom”-), el resultado de dicha actividad es precisamente la creación de esas organizaciones que son las empresas, unidades integradas por elementos materiales e inmateriales de muy distinta naturaleza[1].

Así, dentro de ese tejido industrial que genera la creación de empresas y el desarrollo de su actividad, cobran hoy en día especial relevancia las empresas familiares debido a su enorme peso específico en el PIB y en el empleo de cualquier economía. Por ello, en los últimos años, la literatura académica, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, ha ido ganando interés por el estudio de las empresas familiares y de sus características diferenciales[2].

En efecto, los últimos datos estadísticos con los que contamos a nivel interno son bastante reveladores, pudiendo destacarse los siguientes[3]:

  • Las empresas familiares representan el 90% de las sociedades anónimas y limitadas (1,1 millones de sociedades).
  • Las empresas familiares aportan el 60% del valor añadido bruto de manera directa a la economía representando 262.000.000.000 de euros.
  • Las empresas familiares representan el 70% de los empleos del conjunto del sector privado, esto es, generan aproximadamente siete millones de puestos de trabajo.

Estos datos son coherentes con lo que está ocurriendo asimismo a nivel europeo. Así las cosas, las empresas familiares, pese a los cambios que ha impuesto la globalización económica, siguen constituyendo un pilar muy importante de la economía del viejo continente.

En concreto, son responsables de la creación entre el 50 y el 80% de los empleos en la mayoría de países y suponen el 75% de la creación neta de empleo. Además, la patronal europea del sector, European Family Businesses, calcula que por cada 4.000 nuevas empresas de este tipo que se creen las ventas globales subirían en alrededor de 1.000 millones de dólares en 2025[4].

Por otra parte, no se debe desconocer que:

  • El 90% de los fundadores pretenden que la propiedad y dirección permanezca en manos de la familia.
  • Las empresas familiares tienen una vida media de 35 años.
  • El proceso sucesorio solo culmina con éxito entre un 10 y un 15% de los casos.
  • El 61% de las empresas familiares se encuentran controladas por la primera generación, el 24% por la segunda generación, el 9% por la tercera y el 6% por la cuarta y siguientes generaciones.

2. Concepto de empresa familiar

Pero, ¿qué se entiende por empresa familiar?, ¿cuáles son elementos diferenciadores del resto de empresas?

Pues bien, la respuesta no es sencilla toda vez que ni siquiera nuestros autores han sido capaces de definir con una cierta homogeneidad y precisión el concepto de empresa familiar.

Ello es debido, entre otras cosas, a las distintas alternativas y formas, tanto societarias como no societarias, que ofrece nuestro ordenamiento jurídico al empresario a la hora de iniciar su actividad económico y su distinto impacto fiscal.

Así, la siguiente tabla resume las principales opciones de que dispone el empresario para dicho inicio empresarial:

Fuente: elaboración propia

Por otra parte, son muchos los que han querido identificar exclusivamente a las PYMES como sociedades o empresas familiares, cuando si bien es cierto que muchas de ellas lo son, no es menos cierto que, por una parte, existen PYMES en cuya génesis no se encuentra ningún matiz de índole familiar; y, por otra parte, dentro del propio IBEX 35, esto es, dentro del índice las sociedades cotizadas más importantes del país encontramos un gran número de sociedades de naturaleza familiar.

Sea como fuere, parte de la doctrina considera que ser empresa familiar implica, independientemente de su tamaño, que la mayoría de los votos son propiedad de una familia y que al menos un representante familiar participa de la gestión o gobierno[5].

Otra parte de la doctrina, amplía un poco más la definición y el ámbito subjetivo, considerando que una empresa se considera familiar cuando una parte esencial de su propiedad está en manos de una o varias familias, cuyos miembros intervienen de forma decisiva en la administración y dirección del negocio. Existe, por ende, una estrecha relación entre propiedad y gestión o, en otras palabras, se produce un vínculo relevante entre la vida de la empresa y la vida de la familia[6].

De este modo, podemos destacar como características principales de cualquier empresa familiar las siguientes:

  • La propiedad de la empresa se halla concentrada en un grupo familiar. A medida que se produce un mayor tránsito generacional la propiedad se divide en más ramas o grupos de parentesco.
  • El grupo familiar participa en el gobierno y/o, en su caso, en la gestión de la empresa.
  • Existe una vocación de continuidad, de transmisión de los valores empresariales propios de la familia.

Analizados todos los anteriores datos, vemos que se produce una contradicción importante en relación con la empresa familiar pues, si bien es cierto que existe una vocación de continuidad, no lo es menos que, como hemos visto, el proceso sucesorio solo culmina con éxito entre un 10 y un 15% de los casos.

Por tanto, y siendo tan importante la empresa familiar para cualquier economía, resulta fundamental articular medidas que permitan que la sucesión familiar concluya de manera satisfactoria y, por ende, que se prolongue la vida de dichas empresas lo máximo posible, preservando -eso sí- unos criterios de rentabilidad y profesionalidad como ocurre con cualquier otra empresa.

Para ello, y como veremos más adelante en posts posteriores, es muy habitual que las empresas familiares acudan a la figura del protocolo familiar, así como a la creación de órganos como la Junta de Familia y/o el Consejo de Familia para dar continuidad a las mismas.

 

¿Te ha gustado el post? ¿Tienes alguna duda?

Déjame un comentario y estaré encantado de responderte y ayudarte.

Notas al pie de página

[1] En relación con la construcción doctrinal de los conceptos de empresa y empresario, vid., GIRÓN TENA, J., «Sobre las características generales desde los puntos de vista político-jurídico y conceptual de los problemas actuales en torno a la empresa», en Estudios de Derecho Mercantil en Homenaje al Profesor Antonio Polo, Edersa, Madrid, 1981; y ALONSO UREBA, A. «Voz “Empresa”», en Enciclopedia jurídica básica, Vol. 3, Civitas, Madrid, 1995, págs. 2728 y siguientes.

[2] VV.AA., La Empresa Familiar en España (2015), Instituto de la Empresa Familiar, 2015, pág. 19.

[3] VV.AA., La Empresa Familiar …, op.cit., pág. 35.

[4] NUÑEZ, M., «Las empresas familiares generan el 67% del total del empleo privado que se crea en España», ABC, 10 de febrero de 2016: http://www.abc.es/economia/abci-empresas-familiares-generan-67-por-ciento-total-empleo-privado-crea-espana-201602102117_noticia.html.

[5] RODRÍGUEZ DÍAZ, R., El Protocolo Familiar. ¿Sí o No?, Instituto Internacional Bravo Murillo y Asociación de la Empresa Familiar de Canarias, septiembre de 2012, pág. 11.

[6] DIRECCIÓN GENERAL DE POLÍTICA DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA, Guía para la pequeña y mediana empresa familiar, Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, noviembre de 2008, pág. 15.

5 Comments
  • Fco. Javier Zubiaur Chalmeta
    Posted at 18:22h, 08 enero Responder

    Vaya! No conocía esas estadísticas sobre las empresas familiares. Muy útil la tabla acerca de los diferentes tipos societarios de que dispone un empresario para comenzar su actividad empresarial.

  • Cristobal Montalban
    Posted at 09:10h, 24 abril Responder

    Unos números asombrosos. El poder de la empresa familiar es abrumador.

    • Antonio
      Posted at 09:16h, 24 abril Responder

      ¡Gracias Cristóbal!

  • Manuel Maria García Tages
    Posted at 13:37h, 18 junio Responder

    Querido :
    Muy interesante!!
    La sociedades familiares están tan imbricadas en nuestro modelo de sociedad que incluso los que somos ajenos a ellas,
    de alguna manera somos dependientes y sujetos pasivos de su estabilidad y desarrollo.
    Y una pregunta:
    La redacción del Protocolo
    Familiar es aconsejable externlalizarlo o lo deben ser el propio núcleo familiar el encargado de llevarlo a cabo.

    • Antonio
      Posted at 15:42h, 03 septiembre Responder

      Muchas gracias por tu comentario querido tío Manuel. En relación con el protocolo familiar no hay una respuesta general sino que depende de cada empresa y de cada familia, pero suele ser bueno contar con un asesor externo que pueda objetivar los conflictos familiares. Sobre el protocolo familiar te recomiendo otro de nuestros posts: https://www.antonioserranoacitores.com/que-es-protocolo-familiar/

Post A Comment

Twittear
Compartir
Compartir

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Política de cookies ASAC

Esta Política de Cookies es parte integrante de las Condiciones de Uso y la Política de Protección de Datos de www.antonioserranoacitores.com (en adelante, el “Sitio Web”). El acceso y la navegación en el Sitio Web, o el uso de los servicios de la misma, implican la aceptación de los términos y condiciones recogido en las Condiciones de Uso y en la Política de Protección de Datos.

Con el fin de facilitar su navegación por el Sitio Web, Antonio Serrano Acitores, con DNI 46866314-L y con domicilio profesional en Avenida de Barajas, 24, 1º izq., 28108, Alcobendas, Madrid, (en adelante, "ASAC"), le comunica que utiliza Cookies u otros archivos de funcionalidad similar (en adelante, las “Cookies”).

En todo caso, le informamos de que ASAC es el responsable de las Cookies y del tratamiento de los datos obtenidos a través de las Cookies propias y de terceros decidiendo sobre la finalidad, contenido y uso del tratamiento de la información recabada.

¿Qué es una Cookie?

Las Cookies son archivos que contienen pequeñas cantidades de información que se descargan en el dispositivo del usuario cuando visita una página web. Su finalidad principal es reconocer al usuario cada vez que accede al Sitio Web permitiendo, además, mejorar la calidad y ofrecer un mejor uso del Sitio Web.

Las Cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet; no pueden dañar el equipo/dispositivo del usuario y, si se encuentran activadas en la configuración de su navegador, ayudan a identificar y resolver posibles errores de funcionamiento del Sitio Web.

Uso de Cookies por parte de ASAC

Mediante el acceso al Sitio Web, acepta de manera expresa la utilización de este tipo de Cookies en sus dispositivos. Si desactiva las Cookies, puede que su navegación por el Sitio Web no sea óptima y algunas de las utilidades de que dispone el Sitio Web no funcionen correctamente.

Concretamente, ASAC está utilizando las Cookies para las finalidades que a continuación se exponen. Si en un futuro ASAC utilizase otras con el propósito de otorgar más y mejores servicios, se informará al usuario de ello.

En este sentido, el Sitio Web puede emplear Cookies de personalización del idioma que permiten permite establecer y mantener el idioma elegido por el usuario cuando visita el Sitio Web.

La web se encuentra diseñada con las herramientas facilitadas por la plataforma WordPress, propiedad de la empresa norteamericana Automattic, Inc., entre las que se encuentran el poder incluir los botones de enlace y compartir en redes sociales, así como un servicio de estadísticas de visitas de la web, dichas herramientas pueden estar implementadas en esta web y para que funcionen correctamente es preciso el uso de dos tipos de cookies: compartir información en redes sociales y WordPress Stats, que son utilizadas en este sitio web.

Automattic, Inc., además utiliza otras cookies (Gravity Insigths, Kissmetrics, Quantcast, ScoreCard Research Beacon y Typekit by Adobe), con la finalidad de ayudar a identificar y rastrear a los visitantes de los sitios de WordPress, conocer el uso que hacen del sitio web de Automattic, así como sus preferencias de acceso al mismo, tal y como se recoge en el apartado sobre cookies de su política de privacidad.

El Sitio Web también utiliza Cookies de rendimiento de Google Inc. Estas cookies recopilan información anónima sobre el modo en que los visitantes utilizan un sitio web, por ejemplo, qué páginas consultan los visitantes con más frecuencia, entre otras.

Estas cookies no recopilan información identificativa del visitante. Toda la información que recopilan las cookies se junta y, por lo tanto, es anónima. Únicamente se utilizan para mejorar el funcionamiento de un sitio Web. Para más información respecto al funcionamiento e inhabilitación de las cookies puede visitar las páginas web del Centro de privacidad de Google y del Complemento de inhabilitación de Google Analytics.

Sobre las posibles cookies implementadas en esta página web, referidas a Google Analytics, se encuentran:

Cookies Nombre Propósito Informaxión
Google Analytics __utma __utmb __utmc __utmz Recopilan información anónima sobre la navegación por la web para conocer el origen de las visitas y otros datos estadísticos. Google Analytics Cookie Usage on Websites

 

ASAC no puede controlar ni se hace responsable del contenido y veracidad de los términos y condiciones y las políticas de privacidad de WordPress.com o de Google Analytics. Son ambos quienes determinan la finalidad del tratamiento y uso de la información captada los mismos, en todo momento, así como el funcionamiento y duración de las cookies, y que, conforme a la información proporcionada por ambas, el usuario puede evitar la captación de esa información, rechazando la instalación de cookies mediante la configuración por su parte de su navegador.

El Sitio Web podría llegar a emplear cookies necesarias para recordar durante su vigencia las preferencias de navegación del usuario (e.g. reconocer si el usuario emplea un dispositivo móvil o un ordenador, con la finalidad de la personalización de la interfaz del usuario). La herramienta de aviso sobre uso de cookies instalada en la página web, puede emplear una cookie de sesión cuya finalidad es recordar las preferencias del usuario respecto de la información facilitada sobre este mecanismo, para cumplir con el deber de información sobre uso de cookies.

Al cargar el Sitio Web y acceder al mismo, puede producirse “almacenamiento en bases de datos” y “almacenamiento local” para facilitar su navegación de forma más rápida, ágil y sencilla.

Por último, podrían instalarse cookies de terceros en el caso de que el usuario utilice las herramientas para compartir alguno de los contenidos de la página web en las diferentes redes sociales. Dichas cookies son instaladas por las propias redes sociales en las que se compartir el contenido, para conocer más sobre ellas, se recomienda visitar las páginas de dichas herramientas sociales.

Configuración del usuario para evitar Cookies

En cumplimiento de la normativa legal vigente, ponemos a su disposición la información que le permita configurar su navegador/navegadores de Internet para mantener su privacidad y seguridad en relación con las Cookies. Por ello, le facilitamos la información y enlaces a los sitios de soporte oficiales de los principales navegadores para que pueda decidir si desea o no aceptar el uso de Cookies.

Así, puede bloquear las Cookies a través de las herramientas de configuración del navegador, o bien, puede configurar su navegador para que le avise cuando un servidor quiera guardar una Cookie:

Chrome
Firefox
Internet Explorer
Edge
Safari

Se entenderá que el usuario acepta la utilización de las cookies si continúa navegando por esta página web sin proceder previamente a la desactivación de las mismas.

Cerrar